Los nubarrones se han despejado dando paso al mundo real. Lo felicidad pasada fue un espejismo, miserable impostaci?n. Creer en la bondad y el respeto humano es dar margaritas a los cerdos. Todo proyecto que empieza cojo, termina en silla de ruedas, con las piernas inutilizadas. Hay que desarrollar la capacidad de evitar, de ignorar, de apartar los tumores que hacen de un proyecto una enorme desilusi?n. Hay que estar alerta ante las se?ales: s?lo puedo hasta las siete, tengo mucho trabajo, no me siento capacitado, ?alguien puede? Y un largo etc?tera de peque?as frases construidas bajo la falta de respeto al proyecto y a las personas que lo integran. Cuando el arte se prostituye en brazos de la econom?a, el artista desaparece por el retrete y aparece de nuevo como un gir?n de piel con algunos ?rganos en su interior, los justos para poder incordiar. Parasitan el trabajo, parasitan la ilusi?n, parasitan, simplemente parasitan con sus enormes bocas llenas de ego y cosidos los labios en el ?yo?. A?n me escuecen las heridas, como si sobre ellas hubiesen derramado toneladas de sal, no por m?, que si bien sufro, estoy acostumbrado porque vivo rodeado de la miseria que el d?a a d?a deja tirado por los recovecos de un trabajo que apesta, sino por sus grandes ojos que mira con las ganas de aprender, de saber el por qu? de las cosas, el c?mo de las cosas, las cosas. A?n me escuecen las heridas, pero sobrevivir?.


Publicado por JsJFrog @ 13:36  | Escritura votar
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios

Muy bonito Julian!!!! Deshecha la pos-desilusión y aprovecha lo que hemos aprendido, que no es poco. Yo estoy deseandp escribir un guión nuevo o rodar lo que tú escribas. Que no decaiga el ARTE.

Publicado por Invitado
Viernes, 25 de junio de 2010 | 16:29

Por cierto, que no te lo he dicho antes, me encanta el dibujo. Sandrita.

Publicado por Invitado
Viernes, 25 de junio de 2010 | 16:31