Frente a la nube gris que en este momento empieza a cubrir el cielo y que se hace más y más visible a través de la
cristalera del salón, me sobrecoge la idea que el destino esté escrito de antemano, pero después de degustar un café
calentito con unas galletas maría, de las de toda la vida, concluyo en la certeza de la idea, pero pienso que cada
uno tiene su pluma en propiedad.
Ahora el frío y el viento se hacen patentes. Recuerdo a mis viejos amigos desaparecidos, a los nuevos amigos, que
aún siendo más viejos, igualmente han desaparecido y, al final los últimos, que han desaparecido sin llegar a ser ni
siquiera amigos. Y le hecho un vistazo a la pluma, encojo los hombros y sigo mirando la tormenta.
La humedad y la tristeza del momento trae a mi cabeza pasajes de dos o tres libros que he leído sobre suicidas y
tengo la extraña sensación que poco a poco me atrae la idea de joder al destino y cambiar de pluma, o por lo menos,
jugar la última carta, pero soy lo suficientemente ególatra para saber que jamás jugaría esa partida, sobre todo,
porque la mitad de las veces las cartas están marcadas.
Por fin descarga la lluvia y saboreo en la memoria unos trozos de pescado, un vaso de zumo y un trozo de chocolate
negro, amargo, sin azúcar. Paladeo los nombres de prima Marta y prima Vero y escribo sobre el vaho de la ventana las
palabras rubia, morena y pelirroja. Intercambio conmigo mismo poemas y risas, acordes de guitarra y estrepitosos
pasajes de “tapping” sobre el mástil de una eléctrica.
Ha dejado de llover, la noche se ha apoderado de la cristalera del salón y sobre la mesa de madera, escrita a lápiz,
se encuentra la letra de una canción que seguramente es la pluma que ha muchos nos ha tocado vivir en algún día de
tormenta. Y sufro, pero de egolatría.

Cali

Elle m'a dit

Pulsa y difrútalo

Enlace directo para móvil

Letra: Cali - Elle m’a dit

Creo que ya no te quiero
Eso me dijo ella ayer
Explotó en el aire como un disparo
Creo que ya no te quiero
Ella me lanzó eso ayer
entre el queso y el postre
como mi cadáver lanzado al mar
Creo que ya no te quiero
Tu piel es de papel de lija bajo mis dedos
bajo mis dedos
Yo te miro y lloro
por cualquier tontería, así
sin razón yo lloro, a borbotones yo lloro
como delante de una cebolla lloro
Detengámonos aquí....la...lara....la
Ella me dijo....la...lara....la
Ella me dijo....la...lara....la
Yo creo que ya no te amo más
Levántate, levátate y no te suenes en mi vestido
no esta vez.... levántate
Ya no hueles a nada, tus labios son el mármol
de la tumba de nuestro amor
Ella me lo dijo friamente
Cuando hago el amor contigo, pienso en él
Cuando el amor con él, ya no pienso más en tí
La....lara.....la
Ella me dijo....la...lara....la
Ella me dijo
Creo que ya no te quiero
Eso me dijo ella ayer
Eso reventó en el aire como un trueno
Creo que ya no te quiero
Te miro y no veo nada
Tus pasos ya no dejan huella al lado de los míos
No tengo nada contra ti
ya no tengo nada contra ti
solo que ya no tengo un ardor
en el fondo del vientre
La..... lara...la
Ella me dijo....la...lara....la
Ella me dijo....la...lara....la
Ella me dijo
Entonces apagué la tele pero no encontré el coraje
de lanzarme por la ventana
Morir de amor ya no es.....para mi edad
Ella me dijo....la...lara....la
Ella me dijo....la...lara....la

Publicado por JsJFrog @ 22:01  | Ba?l votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios