“Reset”; volver a nacer. Tesitura. Olvidé el momento en que me vi en la senda del “reset”. ¿Puede ser hace un año? Tampoco importa mucho. Trescientos sesenta y seis días atrás borrón y cuenta nueva cuando aún no había saldado la que tenía entre manos. ¡Dichoso mundo que nos asfixia con una cuenta tras otra sin parar de girar! Hago memoria. Descuento los días fuera de línea antes de activar el botón del “reset”. Sobran doscientos, día arriba, abajo. He tenido doscientos días para “reseterarme” y yo mismo me asombro de los logros conseguidos. Ninguno. No he aprendido nada, no he cambiado nada. Tengo los mismos defectos y las mismas virtudes que trescientos sesenta y seis días atrás borraron mi cuenta dejando el saldo a cero. Ni un puto cambio. Ni más caballero, ni más amable, ni más sociable, ni más amigo de mis amigos, ni con más matices, ni siquiera más alto. Trescientos sesenta y cinco días que no me han servido para nada, bueno miento, me han servido para darme cuenta que los Replicantes de los que habló en su libro P.K. Dick y que llevó a la pantalla Ridley Scott en la inolvidable “Blade Runner” han entrado en mi vida y me rodean, en especial, un Nexus 6 que quedó conmigo en forma de lavadora y que es imposible entender, y mucho menos, “resetear”.

final 2

Y me acompañó durante este momento de reflexión

Porta

Reset

Pulsa y difrútalo

Enlace directo para móvil


Publicado por JsJFrog @ 14:11  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios