Me gusta llegar al agotamiento extremo al final del día. Es la llave que abre la puerta de mi alma y deja escapar el reflejo de la Luna sobre mi cochambroso cuerpo mientras me visto con el pijama. Y no me gusta porque la Luna haga que me crea más alto y fuerte, o bien, pinte mis ojos de un azul intenso, verde esmeralda o de un marrón con el matiz de la miel. Ni porque haga de mi una persona más interesante y atractiva, conversadora, paciente o buen amante. Me gusta, porque jamás a la luz de la Luna me vestí con ese tipo de pijama sino con el de los sueños en donde pululan las palabras dormidas y las susurrantes notas musicales. Y ahí, recostado sobre la noche y vestido de pijama, las susurrantes notas se apoderan del juego de las estrellas, de los finales repentinos, del sonido de una suave guitarra bajo el cielo español, de la tristeza que vive en unos ojos y del adiós prematuro. Y al final, sólo quedan unos ojos dormidos, un montón de palabras escapando del alma y la imagen de la Luna. (Letra de la canción matizada)

Gary Moore

Picture of the Moon

Pulsa y difrútalo

Enlace directo para móvil


Publicado por JsJFrog @ 12:04  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios