Cuando dejó de interesarme todo lo que se mueve a mí alrededor, ocurrieron dos curiosos fenómenos: el primero se tradujo en que todo aquello que me rodeaba, vivo o no vivo, se desintegró de su forma original dando paso, y aquí es donde surge el segundo fenómeno, a magos en busca de pócimas secretas para convertir políticos en sapos, hadas que perdieron su barita y vagan por los comercios de chinos intentando comprar una en el mercado negro de segunda mano esperando a que algún día bajen los precios de las baritas de marca. Elfos que quieren independizarse para mantener su lengua élfica a salvo de los tejemanejes de una panda de trolls desalmados apegados a la idea de que tiempos pasados fueron mejores. Y aparecen unicornios con dos cuernos y cíclopes de tres ojos. Las nubes dejan de oler y al sol le pagan unas vacaciones con fondos reservados para que luzca, sólo, sobre los casinos de un acaudalado hobbit que ahora pretende enladrillar la Tierra Hueca. Se manifiestan hordas de cafeteras pintadas de verde pidiendo por un café mejor e igual para todas y los aviones dejan de aterrizar por la parte de las ruedas para aterrizar por el lomo porque han encontrado en esta maniobra una forma de entender mejor la vida que les toca vivir, aparte de colocar mejor las palabras sueltas de los libros que van en su interior, efecto llamado “rescate” después de haber intentado llamarle de otras dos mil formas sin éxito alguno entre las enfervorizadas masas de galletas que suelen tener un efecto placebo al paladar cuando se han ingerido más de 500 unidades. Creo que me dejo algo en el tintero, pero por desgracia, éste ha cerrado el chiringuibote por falta de financiación. ¡Cómo me gusta la realidad después de morir la ficción!

final 2

Nosoträsh
Voy a aterrizar

Pulsa y difrútalo

Enlace directo para móvil


Publicado por JsJFrog @ 11:16  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios