Cuentan en su propia lengua, ya muerta, que próximo al Muro del Norte, un hombre salió en busca de una mujer y encontró un Ángel. Continúa el relato contando, que el Ángel le abrió las puertas de su vida y él cerró las suyas, mientras acurrucado entre sus alas, encontró una forma de mitigar su infinita soledad. El Ángel le abrió sus alas y él voló a su lado. Y el hombre al Ángel miró, escudriñando cada centímetro de su piel y descubrió unas lágrimas cayendo de sus profundos ojos negros, y supo, que le entristecía ver su cuerpo ardiente. El Ángel le ofreció sus lágrimas y el hombre apagó su fuego. La leyenda continúa relatando que el hombre observó los labios del Ángel y oyó el brotar de interminables parlamentos que llenaron de esperanza sus agotados oídos. El Ángel le mostró su palabra y él congeló su razón y su entendimiento para dejar florecer su creencia. Y la historia termina cuando el hombre contempló que de las manos del Ángel colgaba el ánima de la muerte. El Ángel tendió sus manos al hombre y él apagó su luz para siempre, mientras el ánima arrancada llamaba a las puertas del mensajero caído. Y el hombre olvidó del Ángel sus no pecados, su falta de apetito y su estéril vacío. ¿Estás triste? Y el Ángel sonrió y se difuminó en una enorme bola de luz cegadora de la que surgió, la mujer. La hermosa mujer del tatuaje en el hombro.

¿Los Ángeles existen si crees en ellos?

--

Saurom
Ángeles
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Saurom, Vida, Ángeles

Publicado por JsJFrog @ 9:11  | Escritura votar
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

¿La verdad acaso existe si crees en ella? Sonrisa

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de febrero de 2013 | 17:22