Cielo. Guardiana de las treinta y tres palabras que con el paso de las mil y una lunas se quedaron en veintidós, siendo once el día que al despuntar el Sol te fueron ofrecidos los anillos de la verdad, el tiempo y el destino, para ser las luces de tu camino al olvido.
Dejaste palabras perdidas por la senda de la verdad, se las regalaste al tiempo o se esfumaron por arte del destino. Y las once palabras dieron paso a las diez y éstas a las ocho, a las siete, cinco, tres y a las dos palabras y, casi al final de la nada, nada queda, nada se encuentra, sólo, confusión, niebla , el propio miedo y tu dragón oculto que devoró sin piedad tu alma hecha palabra.
Has vivido media vida para intentar entender la media que te queda por vivir y muerto el dragón, el odio, el miedo y el sufrimiento, se transforman en las treinta y tres palabras que son la senda que marcan tu verdad, tu tiempo y tu destino, por siempre, guardiana del corazón arrancado al dragón. 

Treinta y tres minutos de conversación en la madrugada, una canción y una bella mujer. El mejor fármaco para conciliar el sueño. Tu canción.

--

Alejandro Sanz
"Mi soledad y yo"
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Alejandro Sanz, Mi soledad y yo

Publicado por JsJFrog @ 14:17  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios