"Sentado en un banco sin nombre de un estación de tren cualquiera, abrí todo mi cuerpo a la emoción de leer ávido las páginas de un libro, sentir en las yemas de los dedos su textura y sufrir la soledad, la tristeza, la alegría, la solidaridad mientras oía respirar a los personajes. Y entonces, comencé a ver las marcas ocultas que sobre la esquina de algunas páginas del libro había dejado ella, parte de mi pasado que ahora era presente.  Me imaginé su preciosos ojos negros sobre las marea de palabras y vi su rostro risueño al despertar por la mañana y sus muecas aniñadas en busca de cariño, afecto que yo, había dejado olvidado en alguna estación de tren cualquiera, en un banco sin nombre, y que ahora, recuerdo, pero demasiado tarde."

Frédérique Lamarck, “Cien caminos andados”, Ed. Lastbook.

Y hoy reivindico, no un músico sino una canción, “Sloe Gin”. Joe Bonamassa la hizo más grande, pero ya Tim Curry la había encumbrado. Para el ángel de preciosos ojos negros que a veces me acompaña mientras desayuno. Por demostrar que los ángeles no tienen sexo pero pueden tener un carácter de pelotas…..allá donde estés….

--

Joe Bonamassa
"Sloe Gin"
Tim Curry
"Sloe Gin"
Pulsa y difrútalo
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog
Reproducir en el Blog

Aprovecho para recomendar “El insólito peregrinaje de Harold Fry” de Rachel Joyce  (Ed. Salamandra).
Para todos los públicos y en especial, para aquellos que no se han enterado que son Harold o Maureen.


Tags: Sloe Gin, Joe Bonamassa, Tim Curry, Rachel Joyce, Harold Fry

Publicado por JsJFrog @ 12:40  | Escritura votar
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Sin palabras...

Publicado por Invitado
Jueves, 07 de marzo de 2013 | 22:47