Sólo hizo falta una luz, sólo una, y las mariposas salieron de todos los rincones de la habitación. Salieron de detrás de las cortinas, de dentro de los armarios y de las almohadas, salieron de debajo de la cama y de las mangas de la bata de noche.  Cientos de puntos oscuros que fueron posándose sobre las paredes, los suelos y el mobiliario que conformaba la estancia. Los puntos fueron aumentando en tamaño y el color parduzco del principio se tornó en una paleta con bellos tonos de una forma progresiva. Cómo si de una llamada a las armas se tratase, todas despegaron y comenzaron a volar caóticas, unas junto a otras, sensuales, muy pegadas, en una orgía incontrolable de movimiento aéreo. Unas escupían polvo de estrellas sobre las antenas de las otras, y estás, se volvían aún más locas, agitándose y volando cada vez más deprisa, y buscaban. Buscaban y encontraban. Sobre las paredes pintaban un nuevo cuadro, una paradoja de color suficiente como para acompasar el secreto que sus abdómenes pegados, derroche de posible vida, intercambiaban. Con las paredes pintadas, los suelos, los armarios, las almohadas, todo, absolutamente todo, apagué la luz, bese su cuello y la deseé dulces sueños.

Conociendo a BajoFondo, un poquito de tango electrónico de la mano de: 
Gustavo Santaolalla, Juan CampodónicoLuciano Supervielle
Verónica LozaMartin FerresJavier Casalla y Gabriel Casacuberta. 


--

BajoFondo
"Lluvia"
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog



Tags: Bajo Fondo, Lluvia

Publicado por JsJFrog @ 16:13  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios