Un café y ochenta personas. Suficientes para fingir que no estoy solo. La realidad es tozuda y se impone. Con el calor del café pegado a la piel de mis manos transmitido a través de la fina pared del vaso de papel,  escucho “Gülümcan”. Misteriosamente, se unen un mi cabeza momentos vividos, momentos amados, puentes entre Granada y Estambul. Percibo el olor de las especias, el calor del derretido asfalto,  el frío de la nieve sobre la borda de un barco que navega sobre las aguas de un mar oscuro. Agua caliente y agua fría, alterno, síncrono. Siento la explosión de las venas que recorren el cuerpo del yo viajero. Cuestas, escalones, herrumbre, silencio caminado por las callejuelas que gritan lemas pintados sobre sus paredes. Calles sucias,  hermanas en la existencia como savia de la memoria. Una gitana de futuro, un vendedor de cachimbas en pasado. Piedras que hablan de historia, historias que hablan de corazones que olvidaron su viaje, y que ahora en compañía de una canción y un café, se imprimen en las hojas de una libreta con la tinta de las llagas de una soledad descubierta. 

Puente entre culturas,
presente viaje al pasado
"Gülümcan" de Hatice Ahu Sağlam
album "Köprüler" 

--

Hatice Ahu Sağlam
"Gülümcan"
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Hatice Ahu Sağlam, Gülümcan, Köprüler

Publicado por JsJFrog @ 13:15 votar
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

¡Qué bonito! Cuántos recuerdos... Quizás algún día...

Publicado por Invitado
Viernes, 24 de mayo de 2013 | 19:39