Llegó el momento. Maduré lo suficiente mi observación y mi corazón para decirlo. Pasé media vida mirando al suelo, inconsciente de la perdida. Igual que aquel primer homínido fue irguiendo su cuerpo, yo fui levantando mis ojos hasta encontrarme con otros ojos, con los ojos de los otros. Otros, que al igual que yo, habían decidido madurar y abrirlos con la necesidad de ser leídos, como ese viejo libro que sobre la mesilla descansa. En ese instante, olvidé la palabra, adopté el sentimiento y dejé que los ojos se expresaran por mí y hablasen con otros ojos. Percibí historias tristes, momentos duros pasados que se convirtieron en alegría presente. Autoestima perdida o que nunca se tuvo. Observé historias de amor correspondido y fracasos. Cuentos de hadas donde las princesitas nunca encontraron príncipe y los príncipes terminaron siendo, todos, rana. Oí en los ojos de los otros letras de canciones de derrota, de amores recuperados, de tristezas inevitables que supuran dejando cicatrices que jamás cerraran y heridas que cerraron por amor. Necesito decirlo para que los otros, para que tú, lo sepas. No dejes tus ojos cerrados sobre la mesilla a la espera, te perderás toda una vida que sobre el azul, el verde oliva, el castaño, el negro o el color miel, reposa.

Abre tus sentidos,
"Il Mostro" de Ashram
album "Shining Silver Skies

--

Ashram
"Il Mostro"
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Ashram

Publicado por JsJFrog @ 18:49  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios