A Veintiún grados centígrados y a la espera de treinta y cinco, recuerdo a mi abuela. Sentada en su sillón del que tomó posesión nada más llegar a casa y que compartía digna con el gato, sentía la necesidad de morir pronto porque la vida le causaba sufrimiento. Las guerras, la inseguridad ciudadana, la mala televisión de donde habían retirado de la parrilla sus culebrones favoritos y los toros, le causaban una desazón incontenible en su enorme y desgastado corazón. Ingenua, hasta el punto de pensar que los actores que aparecían en las películas morían de verdad, meditaba de forma sesuda cómo era posible que aparecieran más tarde en otra superproducción de Hollywood. Amante del terror, miraba ávida de sensaciones entre los dedos abiertos de sus manos, colocadas con estrategia sobre su rostro para exorcizar el miedo que le producían aquellas “pergañas” asesinas que se comían a la gente nada más meterse en río. Abuela, cómo hubieses disfrutado en el teatro viendo a tu nieto y a sus colegas en “TRECE”. Sintiendo el gusanillo del miedo que te hacía amar la vida, con la carcajada tonta que el temor te producía cuando no querías mostrar que realmente estabas asustada. ¡Cómo hubieses disfrutado!

No sabes
lo que te pierdes
hasta que te dicen  
lo que te has perdido. 

"TRECE", terricomedia documental de creación colectiva

Más información:
 http://trece-gatos.blogspot.com.es/2013/06/estrenamos-trece-terricomedia-documental.html 

Reservas:
 [email protected]

Fotos cortesía de 
 Fotos de Ktdra espontánea 111

--

TRECE
" Cartel de la producción"
TRECE
"En Escena"
Pulsa y difrútalo
Pulsa y difrútalo

Tags: TRECE, Teatro, Audiovisual

Publicado por JsJFrog @ 10:35  | Escritura votar
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

No te lamentes de lo que has perdido, alégrate de haberlo tenido.

Publicado por Invitado
Domingo, 16 de junio de 2013 | 12:53