Sé que llegué a viejo cuando mi mundo se movió tan deprisa que desapareció y sé que llegué a sabio cuando reconocí la estupidez humana en mi propia estupidez. Y aún viejo y sabio, me duele el amor como antes, joven y estúpido, intentando leer en unos labios errantes aquello que quiero leer, ver en unos ojos infinitos aquello que quiero ver y sentir en un corazón hallado lo que quiero sentir. Y me duele.


Publicado por JsJFrog @ 22:44  | Escritura votar
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Estupidez es que dos personas sufran por lo mismo simplemente porque una de ellas no quiera salir de la fortaleza ficticia que se ha ido creando a lo largo de los años y que deje que se deshagan como simples castillos de arena 20 años de vivencias, recuerdos e incluso la expectativa de crear la familia por la que tanto luchamos. Dolió, duele y siempre dolerá aunque sea desde la distancia pero la vida es así de caprichosa. 

Publicado por Invitado
Martes, 27 de agosto de 2013 | 10:26