Sentado en un banco de la Castellana, con una libreta en las manos y un bolígrafo, meditabundo, cuando de repente un anciano se sienta a mi lado y comienza hablar:

“Cuentan los ancestros las aventuras y desventuras que acaecieron en un reino olvidado cuya seña de identidad era la mala gestión y el desorden estructural. Todos, sin fisura alguna, recuerdan INUTILAND. La entrada al reino era pura mitología. Un cartel enorme colgaba entre dos monolitos con la leyenda “tu buen hacer será nuestra ruina”. Sobre las paredes de algunas casas podía leerse pintado algún eslogan: “abajo la toma de decisiones”, “muerte al control y a la administración”, “viva el desgobierno, viva el descontrol y la indecisión”. En las mazmorras infrahumanas, ocultos a las inspecciones visuales que por los caminos llevaban a cabo los Panzetas, morían torturados los discrepantes, aquellos que entendían la posibilidad de vivir en una sociedad estructurada, más justa y solidaria, donde la luna brille para todos por igual. Por lo general, la luna y el sol se resistían a salir de pura vergüenza dejando al reino en una completa oscuridad tanto al día como a la noche. En aquellos tiempos era sabido por todos las fastuosas reuniones de aleccionamiento, blanqueo de ideas y saqueo de inteligencia que sufrían los Incapazes, protocolo previo a ser elegidos candidatos para formar parte del excelso grupo de los Panzetas. Sonadas eran también las reuniones para todas y cada una de las no decisiones que se tomaban para la mejora de las infraestructuras y bienes comunes en general; puentes sobre verdes prados, caminos que acababan en acantilados con el ancho de un tobillo, zonas de aterrizaje para mosquitos y otros insectos o las típicas y bien conocidas granjas de gallinas donde se colocaban huevos de madera en ausencia de aves”.

En ese mismo momento calla, se frota las manos y seguidamente los ojos, levanta la miradas hasta cruzarse con la mía mientras las lágrimas riegan sus pómulos y masculla – Eran días negros. Lástima que el reino de INUTILAND no esté tan olvidado cómo se piensa. 


Tags: Ultimodia

Publicado por JsJFrog @ 8:12  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios