“¡Mátalo padre! Fueron las últimas palabras que pronunció antes de desplomarse de forma igual de insignificante que había sido su vida……”

Cerró el libro, agarró unas cuartillas en blanco, la pluma regalo del abuelo y bajó la luz del candil. Corriendo por encima de la mesa y saltando sobre el libro que acaba de leer, dragones con grandes llamaradas en sus fauces, hadas con tules de ensueño y enanos que volvían con sus cabezas cubiertas por las flores de unas freesias evitando el agua de luz. En uno de los esquinazos de la mesa, apoyada sobre el pie del candil en zona de penumbra, una hermosa diablesa de grandes ojos redondos pintados en un azul profundo. En sus manos un libro hecho con las hojas frescas de un árbol pipermint. Escrito en sus páginas, todo un tratado sobre gatos. Gatos de todos los colores, de todos los tamaños. Con ojos grandes y pequeños, rasgados o no, verdes, ámbar o grises. Temblaba, no podía evitar sentir el terror que los gatos le producían mientras metía su naricilla entre las hojas. No se imaginaba el hecho de tener al frente un grande y horondo minino. El tembleque cada vez era más fuerte y descoyuntaba su cuerpo poco a poco. Las extremidades se separaban del tronco, las manos de los brazos y los pies de las piernas. El cuello reblandecido tomaba vida propia y la cara se deformaba sin control. El libro cayó de las desaparecidas manos atrapando el anárquico cuerpo de la diablesa. No pudo aguantar más, con la pluma agarrada con una de sus manos y la cabeza reposando sobre las cuartillas, cerró los ojos poco a poco, con la mirada fija en el libro que cubría a la desaparecida diablesa y se durmió. Al alba se despertó, el candil estaba apagado y no había ni rastro de dragones, hadas o enanos. El libro de hojas de árbol de pipermint había desaparecido al igual que la diablesa. Sólo se veían unas pequeñas marcas que, partiendo próximas al candil, cruzaban la mesa pasando sobre las cuartillas de papel. Eran huellas de gato. 


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 15:57  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar

Se durmió a las tres y cuarto de la madrugada
tumbado a la larga.

A las tres y media perdió el equilibrio
y se despeñó.


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 14:47  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar

Sentado en un banco de la Castellana, con una libreta en las manos y un bolígrafo, meditabundo, cuando de repente un anciano se sienta a mi lado y comienza hablar:

“Cuentan los ancestros las aventuras y desventuras que acaecieron en un reino olvidado cuya seña de identidad era la mala gestión y el desorden estructural. Todos, sin fisura alguna, recuerdan INUTILAND. La entrada al reino era pura mitología. Un cartel enorme colgaba entre dos monolitos con la leyenda “tu buen hacer será nuestra ruina”. Sobre las paredes de algunas casas podía leerse pintado algún eslogan: “abajo la toma de decisiones”, “muerte al control y a la administración”, “viva el desgobierno, viva el descontrol y la indecisión”. En las mazmorras infrahumanas, ocultos a las inspecciones visuales que por los caminos llevaban a cabo los Panzetas, morían torturados los discrepantes, aquellos que entendían la posibilidad de vivir en una sociedad estructurada, más justa y solidaria, donde la luna brille para todos por igual. Por lo general, la luna y el sol se resistían a salir de pura vergüenza dejando al reino en una completa oscuridad tanto al día como a la noche. En aquellos tiempos era sabido por todos las fastuosas reuniones de aleccionamiento, blanqueo de ideas y saqueo de inteligencia que sufrían los Incapazes, protocolo previo a ser elegidos candidatos para formar parte del excelso grupo de los Panzetas. Sonadas eran también las reuniones para todas y cada una de las no decisiones que se tomaban para la mejora de las infraestructuras y bienes comunes en general; puentes sobre verdes prados, caminos que acababan en acantilados con el ancho de un tobillo, zonas de aterrizaje para mosquitos y otros insectos o las típicas y bien conocidas granjas de gallinas donde se colocaban huevos de madera en ausencia de aves”.

En ese mismo momento calla, se frota las manos y seguidamente los ojos, levanta la miradas hasta cruzarse con la mía mientras las lágrimas riegan sus pómulos y masculla – Eran días negros. Lástima que el reino de INUTILAND no esté tan olvidado cómo se piensa. 


Tags: Ultimodia

Publicado por JsJFrog @ 8:12  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar

Ejecuto la vida sin pensar. Ejecuto, así de simple. Un tiro limpio que viaja a través del tiempo y regresa al punto de partida. Bucle ejecutante, tiempo ejecutado, proyecto orgánico vendido en el engaño y comprado por ignorancia. Caduco en esencia y de olor putrefacto. Olor de muerte, ejecución de un muerto. Inútil viaje. Soy un francotirador acostumbrado, enseñado por la necesidad y exento de piedad y modales. Mearé su cadáver una vez haya sido enterrado el mío, ella, fue más rápida.


Tags: Francotirador, Ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 8:04  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar

Empecé mi andadura por el mundo siendo un soldado de la vida para terminar convertido en desertor. Subido a lomos de una duna de mi desierto te miro sin verte y me miras, ignorante, dejando pasar la ventisca de arena que ahoga la respiración. Grito alto, firme. ¿Alguien ha visto un desertor? Miro las calles llenas con el corazón vacio mientras camino sin destino, sin rumbo, con el dolor en el cuerpo, dejándome morir poco a poco en ausencia de sentimientos. Me gustaría llorar, pero lo olvidé. Me gustaría comerme el mundo, pero lo olvidé. Me gustarían tantas cosas que olvidé. A la mierda el escalafón, la ascensión al cielo de los elegidos y las medallas pinchadas sobre el pecho del desertor que soy, derramando la poca sangre que va quedando en el cuerpo de lo que un día fue un soldado.


Tags: Microrelato

Publicado por JsJFrog @ 7:53  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar