Adiós amigos, adiós enemigos. Recojo mis cosas y los dejo sin más, sin volver la mirada. Mientras, la música sonaba y el silencio se podía cortar en finas rodajas. El Siete por delante, el primero, su partido ha empezado y la prisa le acucia. El Once y el Doce ya levantados agarran sus pertenecías, quieren irse lo antes posible. El Dos, Cuatro y Cinco levantándose para dirigirse a la salida. El Uno volviendo sobre sus pasos para regresar a la puerta y salir. El Diez atónito, en modo qué pasó. El Tres derrotado, en espera de un abrazo amigo. El Ocho es ese abrazo. Sara es su nombre, se lo dice al Nueve mientras abandonan juntas la sala de deliberación del jurado. El chico es inocente, ahora ya no cabe la menor duda. El funcionario cierra la puerta, se apaga lentamente la luz y los primeros aplausos suenan, tímidos, pero consistentes. Hemos finalizado una andadura más. “Doce sin piedad” finaliza y, por si no te habías dado cuenta, yo soy Seis.

           DOCE SIN PIEDAD           DOCE HOMBRES SIN PIEDAD
TEATRO                              CINE


Tags: Doce sin piedad, Teatro, Doce hombres sin piedad, Cine, Trece Gatos

Publicado por JsJFrog @ 9:47  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios