Un adiós precede a un hola hasta el adiós infinito. En sus cuadernos polvorientos y desparramados por toda la casa es  frecuente leer frases como esta. Anotaciones por doquier: por los bordes de las páginas, por los márgenes o desparramadas por las cubiertas. Apuntes sobre los viajes transoceánicos de las mariposas monarca en busca del calor de las Islas Canarias. Al abrigo de un conjunto de palabras descoloridas resalta, sobre todas ellas, transmedia. Subrayada en rojo y repasada la t hasta la obsesión, finaliza la palabra con un punto doble que da paso a un párrafo que, en un principio, parece explicativo. Para nada explicativo, más bien da rienda suelta a su ser reflexivo. Ante mis ojos un nuevo pensamiento, una nueva propuesta de juego. Se plantea la idea de considerarse un proyecto transmedia, de entenderse a sí mismo como un producto final formado o deformado por agentes externos que influyen sobre él en una única convergencia que llama ente, palabra escrita en mayúsculas. Seguido, plantea la idea clave de que las influencias externas unitarias en la formación del producto final puedan ser perfectamente entendibles las unas sin las otras, poniendo como nota al margen: el objetivo es la construcción de un Yo por varias vías de afección sin que unas sepan de la existencia de las otras pero todas sean conscientes de la variabilidad del Yo: un ser distinto en función del ambiente que le rodea, de los personajes actuantes y de la multitud de emociones que le inciden a distintos niveles. Un diagrama daba representación a la idea. Yo sólo veo en el dibujo mariposas batiendo sus alas.

"Twilight Of The Thunder God"
por Amon Amarth

del álbum homónimo

--

Amon Amarth
"Twilight Of The Thunder God"
Pulsa y difrútalo
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Transmedia, Amon Amarth

Publicado por JsJFrog @ 11:08  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios