Agarro un tomate del bolsillo, lo froto sobre una de las mangas de la camisa y de un mordisco arranco un trozo de pulpa que mastico lentamente, devorando todo su sabor. El sol amenaza con esconderse mientras un aguilucho cenizo, nada ajeno a mi presencia, corta el horizonte violáceo. Afino mi percepción para encontrar el rastro de los esperados. Reviso mis notas. Día dieseis, viernes, año 2014, la luz de la llegada se avistará en la colina del aguilucho, al ocaso. Un momento perfecto, un lugar perfecto, un encuentro pedido. A mis pies los bastardos esperan en sus sacos de arpillera. Aprecio a los navegantes y agradezco su ayuda. Oigo murmullos en uno de los sacos. Algo se mueve. Me incomoda pero no lo suficiente como para dejar de lado el agradable sabor del tomate. Otro bocado para acompañar la espera. Los ruidos aumentan de forma exponencial, ahora los movimientos provienen del segundo saco. Se complica la permanencia en el anonimato, la espera. Los ruidos cada vez son más intensos. No puedo seguir aguardando, los navegantes ya deberían haber llegado a recoger la escoria, el sol ha desaparecido y el sabor del tomate es un recuerdo en mi boca. Cabo un hoyo ayudándome de una vieja pala mientras refunfuño entre dientes lo enfermizo del sistema, la necesidad de aire fresco. Palmo a palmo el agujero toma profundidad y tamaño. Comparo visualmente con el volumen de los sacos que no dejan de moverse y proferir gruñidos desde su interior. Oídos sordos. Juré que no volveríais a engañarme y ayer, en mi propia cara y delante de las cámaras, volvisteis a hacerlo. Ojo por ojo.

"RATONERA" 
de Amaral 

--   

--

Amaral
"Ratonera"
Amaral - Ratonera
(cLiCk en la foto)
Enlace directo para móvil
Reproducir en el Blog

Tags: Amaral, Ratonera, Debate político

Publicado por JsJFrog @ 12:34  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios