Decido salir del contenedor dónde he vivido para verte y saber quién está al otro lado de la blanca pared. Al verme, no te sorprendes, das por real lo que aparece ante tus agudos ojos y con un leve movimiento encuentras en el sol una forma de darme sombra. Nuestro primer contacto. Sobre tu imponente cuerpo se muestra el camino a la musculación, paso previo a la batalla contra el viento, y noto ahora ese maravilloso paraguas en que se convierte ante las lágrimas de Tláloc que a la mañana ha decidido llorar una vez más. Amarras corto a los perros del hambre regurgitando cadavérico silencio que apacigua mi lucha. Duro y largo atardecer visionado desde la atalaya que pronto, muy pronto, dejaré para no volver a verte más, aunque recuerde de por vida, nuestro primer contacto.

Buitre negro


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 8:41  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios