Aquí estoy, parado, sin nada que hacer mientras me rasco los huevos esperando al bus. Miro al frente y veo en una televisión del escaparate de una tienda de electrodomésticos el recibimiento que los japonés han obsequiado a un futbolista. Es un superhéroe, no sé bien de qué, pero ya sabemos que los japoneses necesitan superhéroes en vena como forma de entendimiento con la vida. Sigo atentamente el devenir de la noticia, gritos, lloros, rasgaduras de la ropa, pancartas con corazones y todo, mientras pasa el susodicho enfundado en una gorra dos tallas más grande que el cuerpo y puesta de forma no convencional. Sabe y quiere comportarse como un superhéroe, aunque él, tampoco sabe bien de qué, solo entiende de texturas, tintas y marcas de agua de los billetes de curso legal, como forma de entender la vida. Me planteo cual es mi forma de entender la vida, si realmente soy un demagogo por pensar que ayer murió Umar Khan, un verdadero superhéroe, sin poderes, pero con un gran valor, y que su muerte queda en una escueta nota de prensa aprisionada entre el viaje a Japón de un futbolista imberbe y la presentación en sociedad de un nuevo novio venido de allende los mares, igual al que tenía pero más oscuro, por parte de una “star-system” que la única película que ha realizado fue la de su propia vida. No hay pancartas con corazones, ni lloros ni desgarros, solo un par de líneas de impresión sobre los píxeles de una pantalla a color de cuarenta y dos pulgadas, mi sentimiento de tristeza por entender que no hemos evolucionado nada aunque estemos erguidos y hayamos dejado de despiojarnos y el gustito que me da cuando llevo un tiempo rascándome las pelotas, y esto, no es demagogia. 


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 11:18  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios