Querida amiga, podría hablarte de “elegido” y sobre su inútil muerte, pero no quiero perder ni un minuto de mi tiempo en explicarte tal atrocidad y contribuir al efecto llamada de mentes perturbadas. Prefiero contarte una historia basada en hechos reales, una historia oculta y que ha sido transmitida de boca a oreja. Puede que ahora esté algo desvirtuada, pero aún así, sigue teniendo fuerza primigenia y fuego interno. En el momento de los hechos no sabían si tratarle de loco o apasionado. Vivía cerca del río Duero, en un pequeño pueblo de escasa repercusión y falto de pobladores. “Rara avis”, discurría su vida entre cintas de Scott Walker y películas de Polanski. No era raro encontrarlo en la cantina, con un chato de vino entre las manos y hablando de “El inquilino”, de su enajenado protagonista y de la fuerza de la actuación. Un trago tras otro, un recuerdo tras otro, una obsesión tras otra. Balbuceaba sobre sus maestros. Nombres volaban entre eructos de alcohol: Sara, Eduardo o Miguel, sin llegar nunca a explicar qué fueron para él en su vida. Transcurrido el tiempo, comenzó a mirar a sus paisanos con recelo. La confianza se tornó en desconfianza, asomó la tristeza y cundió el desasosiego. Hablaba, a quién quería escucharle, sobre cómo sentía que las arrojadizas lanzas se clavaban en su cuerpo. Hablaba de cómo las deformadas caras de los moradores del pueblo mostraban una enorme felicidad  ante su dolor. No dejaba de beber. Un día más, una copa más, un eructo más. Sufría sin que nadie quisiese o supiese remediarlo. Abandonó su casa, peregrinó por las calles y desafió a la muerte. Perdió. Un día apareció exánime, con el cuerpo lacerado y los ojos completamente abiertos perdidos al infinito, exigiendo piedad. En los días posteriores al descubrimiento, el silencio se apoderó del pueblo, de las gentes. Silenciaron su vida, su dolor. Hicieron desaparecer sus pertenencias, cualquier rastro que puede indicar que allí vivió, que allí murió. Jamás, en Tordesillas, se volvió a hablar de él.


Publicado por JsJFrog @ 13:41  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios