Querida amiga, sigo preso en este agujero de cuatro por cuatro al que llamo oficina. Igual de sucio y revuelto que siempre, aunque no pierdo la esperanza en que un día llegaré y estará en perfecto estado de revista. Será para compensar la pérdida de esperanza que supone el navegar por la vida, igual de revuelta y sucia que la oficina. Ayer estuve tomando un refresco de cola con mi amigo Carlos. Interesante persona y personaje. Alto, delgado, grandes ojos, bastante sonriente, extrovertido y calvo, aunque eso, es lo de menos. Estuvimos varias horas hablando y vino a decirme algo así como que el barco se va a la deriva y solo quedan a flote las mediocridades. Hablaba sobre su nave, esa que ha estado media vida engalanando mediante cursos de interpretación, perfeccionamiento de la voz y sacrificio, esa nave que acabará yéndose a pique. Por décimas de segundo desconecté, el movía la boca mientras en mi cabeza hervía el sentimiento residual de hastío que perdura en mí esta semana, después de ir a una clase abierta de interpretación y encontrarme con el vacio. Durante toda la clase, a la que asistí con gusto y dedicación, reflexionaba sobre otras clases abiertas a las que he acudido en el pasado, repletas de gente ya que venían avaladas por personas encargadas del casting de algunas conocidas producciones, castinistas, creo que los llaman, aunque yo prefiero llamarlos innecesarios. Debí balbucear la palabra “innecesarios” porque Carlos me preguntó que era innecesario. Centre por unos instantes la mirada en sus grandes ojos y pasado un instante le dije: mandar a los barcos a luchar en tiempos de suciedad y tormenta a espacios infinitos y abiertos, mejor, luchar en la ensenada, a cara de perro, sin importar quién manda los navíos enemigos. Seguro que en el cuerpo a cuerpo, preferirán ver un barco engalanado y de hechura perfecta, aunque la mayoría de las veces prefieran vivir entre la suciedad y tormento que produce el trabajo mal hecho, mira, igual que en mi oficina.


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 15:01  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios