Querida amiga #blaqbla:

Hoy sólo tengo que decirte que estoy entrando en una fase de desazón que no cesa, ni siquiera, por mucho que me rasque. La zozobra procede del sentimiento que me produce el buscar, el intentar averiguar qué ha pasado con la Ministra de Sanidad, personaje de la trama que estoy escribiendo para un guión nuevo. No te escribí nada hasta ahora porque no he tenido tiempo, estuve pesando y midiendo hamburguesas todo el día. Si no te importa, contesta para decirme que te parece, aunque sea ficción, ya sé que tú no eres muy de tramas ficticias, eres más de realidad.

El personaje de la Ministra de Sanidad es de un perfil esquivo, derivado de sus limitados conocimientos del ramo que viste de prudencia. Su curriculum político indicará un medrar silencioso entre puestos de diferentes responsabilidades, desde asesora de gabinete de un grande hasta la cartera de sanidad. Digamos que necesito un perfil “tonto útil” para que en una posible subtrama, desmantelamiento del sistema de salud público a favor de negocios privados que, sigo pensando, que puedan servir al enriquecimiento de amigos o para el pago de favores debidos, como fiestas de cumpleaños para los niños o coches de alta gama.

Fijado el perfil del personaje, lo puedo introducir en la trama. ¿Qué pasaría si después de desmantelar parte de la sanidad pública y centros de referencia en contaminación vírica surge una alarma de nivel 5, prácticamente, fase 6, pongamos en Zaire ebolavirus? Es evidente que mi personaje no dará explicaciones, no por prudencia ni responsabilidad, sino porque no sabe de qué se habla, incapaz de explicar tratamientos a seguir o de protocolos de trabajo.

De verdad, te describo la trama esperando que nunca pase. He oído demasiadas historias sobre el virus y sé que todo lo que te digo es ficción, menos mal.


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 15:22  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios