Querida amiga #blaqbla:

Ayer escribí una carta abierta dirigida al señor Desastre. Sé que no tendré contestación, pero importa poco. En la carta confesaba mi estado de incredulidad ante sus últimas actuaciones, recuerda que soy un trabajador más. Como trabajador, en España, no me queda la menor duda que las condiciones en que suele trabajar rayan la precariedad, la desinformación y la irresponsabilidad de los llamados responsables, afines a las medallas y esquivos a las críticas. Nada depende de ellos cuando algo sale mal, depende de él, del señor Desastre. ¿Cuál es su perfil? Grande en desgracia, infeliz en suceso y algo lamentable. Mala calidad en la cosa, con un mal resultado y peor organización. Vamos, que tiene muy mal aspecto. Somos nosotros, los que asumimos el trabajo y por ende la responsabilidad, los que tenemos que tratar con el señor Desastre y su mala cara Tenemos que dialogar, pactar y llegar a acuerdos de mínimos para que todas y cada una de las miles de actividades que realizamos los trabajadores al cabo del día, no acaben en los archivos del señor Desastre a espera de dictamen de los hipotéticos responsables, aunque tenemos claro la respuesta, siempre han intervenido la señora Mentira y doña Negligencia. Por favor, puede salirse alguien del camarote para que podamos seguir trabajando.


Tags: ultimodia03

Publicado por JsJFrog @ 10:39  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios