Acurrucado, ratón, tumbado sobre el peligroso terrazo rojo, con los ojos a medio abrir, miro la preciosa cara de mi madre mientras desgarra una soleá. Lúcido recuerdo de incansables noches de Walpurgis, tiempos de carestía y libertad. Sí, polilla, eres de un tiempo moderno donde ríos de sangre, desnudos explícitos, amor entre iguales y una nada sucia sensualidad, atravesará tus ojos. Cuida el lenguaje, protege tu boca de palabras malsanas solo reservadas a los hijos de la gran patraña, esos personajes pétreos que sobre todas las cosas, aman, agasajan con sus gestos y luminosa verborrea de palabras regaladas mientras sodomizan de por vida. Grandes gestos que expían en la gran mentira de la vida, esa misma vida sabia que, por nada supremo, pondría en nuestras manos un cuaderno de muerte. Sabe que lo usaríamos.


Tags: ultimodia03, Cuaderno de Muerte, Noche de Walpurgis

Publicado por JsJFrog @ 12:41  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios