Refugiado, ratón, introspectivo. Maldita suerte cicatera y agónica repartida entre olas, espuma y sal gorda. El pescado, polilla, sabe rico, pero las espinas se clavan para el recuerdo mal oliente de las líneas imaginarias que una y otra y otra vez, nos alejan de la humanidad perfumada. Líneas a corazón muerto trazadas con las tizas del odio, pintadas por los geométricos de la palabra vacía. Zozobra el león a lomos de la goma negra, mientras con los brazos pintados en resina, los otros, geométricos de la nada, quieren volver a ser mar, muerto.


Tags: ultimodia03, empatía

Publicado por JsJFrog @ 14:21  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios