Grita mi nombre y escríbelo entre llamas, en los huecos reservados a la prepotencia. Los puntos y seguido forman el camino al otro lado del código abierto, a la luz. Tus oídos sordos son puertas cerradas sin llave, podridos por el paso del tiempo. Me rio en tu cara, una y mil veces. Me río por no arrojar lágrimas de despedida. Grita y escríbelo, no importa. El rayo fulminador de la vida se alimenta de tus entrañas y delata la fragilidad de las horas que vives sin descanso con un nudo en el cuello esperando caer del patíbulo. Por la ventana los niños juegan a dar vueltas cogidos de las manos, todos menos uno. Grita y escríbelo, siempre serás el todo menos uno, el resto, la luz al otro lado.


Tags: JsJFrog, 54.2.d ET

Publicado por JsJFrog @ 13:08  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios