Con el pelo corto y rizado, pequeñas orejas de soplillo y una sonrisa grande, que digo grande, enorme, Lolo saltaba la valla de las escaleras del mercado entre una mezcla de olores a fruta podrida y pescado, recalentada por el tórrido calor del verano de 1977. Todos queríamos ser T.J. y subir al tejado, pero Lolo hacía méritos día a día. Saltar, rodar por el suelo, coger suspendido en el aire el palo que simulaba un arma que Suso le lanzaba desde el suelo, hacían de Lolo un verdadero Hombre de Harrelson. En el pensamiento oculto quedan las heridas, los raspones por todo el cuerpo y algún brazo roto. Aire concentrado con gotas de ignorancia que hacía imposible saber que S.W.A.T significa Special Weapons and Tactics, y que era el verdadero nombre de nuestra serie favorita. No podemos seguir esperando a que regresen los buenos tiempos pasados pero los podemos recordar.

(Inspirado por Julián Maeso)


Tags: jsjFrog, Julián Maeso, Los Hombres de Harrelson, S.W.A.T.

Publicado por JsJFrog @ 11:17  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios