Sudar la vida con olor a botica mientras el borracho duerme. ¡Qué gran noche! ¿Dónde está la luna que me acompañaba? El viejo grita y el borracho ronca. La vieja llora atención y el loco orina. La química fluye encapsulada entre paredes de plástico. La sangre roja tiñe el suelo donde el borracho ha decidido dejar su vida encapsulada entre bolsas. Más plástico. La luna se asfixió, no resistió tanto plástico en la mar. Ectoplasmas deambulan pidiendo química, la necesitan para vivir el dolor de la soledad. La soledad del borracho convertido en loco y que se despereza ajeno a los gritos, a los lloros, a la sangre, a la desaparición de la luna y a la gran noche pasada. Mi gran noche.


Tags: jsjFrog, vida, salud, fortaleza

Publicado por JsJFrog @ 14:30  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios