He muerto, y he tenido la fortuna de morir próxima en el tiempo a Carrie Fisher. Este hecho me deja apartada del bullicio de los reconocimientos y los sensibleros agradecimientos y recuerdos. Se de buena tinta que no se puede comparar el mundo de la materia oscura, aunque constituye un cuarto del Universo, con el lado oscuro de la fuerza que, también se de buena tinta, conforma cientos de miles de espíritus seguidores. No seré yo la quiera comparar vidas y transcendencias, pero el nacer mujer e intentar, primero estudiar y luego reconocimiento en el mundo de la astronomía, era harto difícil. Ya sabéis, y si no os lo cuento, que intenté el ingreso en Princeton para cursar los estudios de postgrado en astronomía, cosa que fue imposible de realizar, existía una prohibición para las mujeres. Eran tiempos complicados y me imagino que para Carrie serían igual de difíciles. Ya lo he repetido varias veces a lo largo de mi vida pero lo vuelvo a repetir, la fama es fugaz. Y no vale de mucho haber estudiado alrededor de doscientas galaxias o haber desvelado parte del secreto de la materia oscura, cuando el lado oscuro nos invade y nos ciega. Sólo espero que por lo menos alguien, por insignificante que sea el mundo de la astronomía, recuerde que en nuestro maravilloso Universo de luz existe un asteroide que se llama 5726 Rubin. Descansemos.

____________________________

Distribución calculada de la materia oscura

Distribución calculada de la materia oscura


Tags: jsjForg, Vera Rubin, Astronomía, Carrie Fisher, Materia oscura, Lado oscuro

Publicado por JsJFrog @ 9:13  | Escritura votar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios